La Fundación Duques de Soria de Ciencia y Cultura Hispánica presenta en Jerusalén el Observatorio Permanente del Hispanismo

FOTO1:De izquierda a derecha, Antonio Pradel, José María Rodríguez-Ponga, Don Carlos Zurita y Rafael Benjumea

De izquierda a derecha, Antonio Pradel, José María Rodríguez-Ponga, Don Carlos Zurita y Rafael Benjumea

JERUSALÉN, 7 de julio 2019

La Fundación Duques de Soria de Ciencia y Cultura Hispánica (FDSCCH) presentó este domingo, 7 de julio de 2019 en Jerusalén el Observatorio Permanente del Hispanismo (OPH) en el marco del XX Congreso trienal de la Asociación Internacional de Hispanistas.

Intervino en primer lugar el Duque de Soria, Don Carlos Zurita, quien hizo un repaso cronológico acerca del apoyo que ha dado la FDSCCH al hispanismo. “Tanto la creación de este Observatorio, como el Homenaje al Hispanismo Internacional que presidió en España Su Majestad el Rey en septiembre pasado, son la consecuencia natural de la decisión que tomó en Buenos Aires la Asamblea General de la Asociación Internacional de Hispanistas en 2013, de fijar su Sede mundial en el Convento de la Merced, en Soria”, manifestó Don Carlos Zurita.

Acto seguido, tomó la palabra el presidente de la FDSCCH, Rafael Benjumea, quien recordó que en el Homenaje al Hispanismo Internacional que presidió Su Majestad el Rey en septiembre pasado en Madrid estuvieron presentes hispanistas de 57 países, que desde varios meses antes habían trabajado en torno a ocho temas distintos de interés para el Hispanismo y cuyos trabajos concluyeron en la Real Academia Española el mismo día del Homenaje.

A continuación, tomaron la palabra el Secretario General, José María Rodríguez-Ponga, y el  Coordinador del Observatorio, Antonio Pradel, que ofrecieron los detalles del OPH y mostraron a los asistentes un audiovisual complementario.

DISCURSO DUQUE DE SORIA

Buenas tardes. Para llegar al Observatorio Permanente del Hispanismo, voy a empezar explicando cómo empezó todo.               

En marzo de 1989, después de un tiempo de reflexión y consultas, mi esposa la Infanta Margarita y yo decidimos poner en marcha una Fundación que se ocupara de impulsar la ciencia y la cultura hispánica, para dar contenido al título que llevamos, y para contribuir a hacer de Soria un centro de actividad cultural.

Para ello nos apoyamos en un Patronato de personas con el mayor nivel científico y cultural, para que ellos orientaran y dirigieran la acción de la Fundación. Y al frente de ese Patronato está desde el principio, hace ya treinta años, Rafael Benjumea, que luego les hablará.

 

Las únicas orientaciones que desde su nacimiento tuvo nuestra Fundación fue que debía operar desde Soria, pero para el mundo. Y que debía tener como línea central el apoyo al Hispanismo, y en especial al practicado por hispanohablantes no nativos. Por eso contamos como tres de nuestros “padres fundadores” con John Elliott, Jonathan Brown y Jean Vilar.

Inmediatamente, en 1990, la Fundación crea en Gante la Cátedra Carlos V de Estudios Hispánicos en Bélgica, que desde entonces sigue activa, principalmente en la Universidad de Amberes, pero que fomenta el Hispanismo en las siete universidades belgas que cuentan con áreas de estudios hispánicos. La inspiró, la sostiene y la dirige el Prof. Robert Verdonk, ilustre hispanista belga. En febrero próximo celebrará la Fundación en el Palacio de las Academias de Bruselas el acto de calificación y reconocimiento de las siete mejores tesis sobre hispanismo en universidades belgas.

En esta presentación del Observatorio Permanente del Hispanismo, que tanto nos satisface hacer en un lugar tan cargado de simbolismo como Jerusalén, me voy a limitar a subrayar que tanto la creación de este Observatorio, como el Homenaje al Hispanismo Internacional que presidió en España Su Majestad el Rey en septiembre pasado, son la consecuencia natural de la decisión que tomó en Buenos Aires la Asamblea General de la Asociación Internacional de Hispanistas en 2013, de fijar su Sede mundial en el Convento de la Merced, en Soria.

Esta decisión fue para la Fundación un gran honor, y la confirmación de que nuestra acción de apoyo a la AIH había sido la correcta, en una línea de servicio instrumental al Hispanismo Internacional modestamente orientada a liberar de cargas a los hispanistas, con el fin de ayudarles a dedicar sus energías a lo que mejor saben hacer: estudiar y difundir la cultura hispánica.

Pido ahora a Rafael Benjumea, Presidente de nuestro Patronato, que siga adelante con la presentación del Observatorio.

Muchas gracias.

DISCURSO RAFAEL BENJUMEA

Como muy bien ha dicho el Duque de Soria, el Observatorio Permanente del Hispanismo que hoy presentamos es el resultado natural de una trayectoria de tres décadas.

El Duque ha hablado de la Cátedra Carlos V que la Fundación creó en 1990, pero eso fue solo el principio. Un año después, en 1991, la FDS, a instancias de nuestro patrono Jean Vilar (ya fallecido, y al que quiero dedicar hoy desde Jerusalén un recuerdo de gratitud), convocó en Salamanca una reunión internacional de hispanistas de varios países del Este de Europa, hasta entonces separados de sus colegas del oeste por el telón de acero.

 

En esa reunión la Fundación tomó contacto con la Asociación Internacional de Hispanistas, en la persona de su Secretaria General Elsa Dehennin, que acudió a esa reunión como observadora. Y de ese primer contacto nació la colaboración de 1992 entre la Fundación y la AIH, por la que en el Congreso de Irvine (en California), se conmemoró el quinto centenario de la Gramática de Nebrija, la más antigua del mundo de una lengua no clásica.

Con el nuevo equipo de la AIH elegido en Irvine (Alan Deyermond como Presidente y Lía Schwartz como Secretaria General) la Fundación firmó un acuerdo estable en 1993, por el que la sede de la Fundación en Soria (el Convento de la Merced) acogió los Archivos de la AIH y su Centro de Enlace, y se inició una colaboración cada vez más estrecha, que en 1994 llevó a la creación del Boletín anual de la AIH.

He citado a Lía Schwartz, y quiero sumarme desde aquí al homenaje que se le va a rendir en este Congreso. Porque ella fue durante nueve años nuestra interlocutora central en la AIH: seis años como Secretaria General y tres años como Presidenta. Sin esa relación estrecha de nueve años con Lía Schwartz no se podría entender la actual sintonía entre la Fundación y la AIH.

A esa sintonía mantenida y aumentada durante años, hay que atribuir sin duda, como resultado de una trayectoria, la iniciativa de la Fundación de promover el Homenaje al Hispanismo Internacional que presidió Su Majestad el Rey en septiembre pasado en Madrid, acompañado por los Embajadores de los países hispánicos, ante una audiencia escogida de varios cientos de personas.

En ese Homenaje estuvieron presentes hispanistas de 57 países, que desde varios meses antes habían trabajado en torno a ocho temas distintos de interés para el Hispanismo, y cuyos trabajos concluyeron en la Real Academia Española el mismo día del Homenaje.

Pues bien, este Observatorio Permanente del Hispanismo que hoy tenemos el honor de presentar ante esta audiencia excepcional, responde precisamente a las propuestas formuladas en el mismo acto del Homenaje por los presidentes de las citadas ocho mesas.

Siguiendo esa propuesta, el 19 de diciembre de 2018 el Patronato de la Fundación acordó por unanimidad la creación del Observatorio Permanente del Hispanismo, y nombró para definirlo a un Grupo de Trabajo dirigido por nuestro patrono Jean-François Botrel, con Antonio Pradel y con José María Rodríguez-Ponga. En esa sesión del Patronato pudimos contar con la presencia de uno de nuestros patronos a título personal, anterior Director del Instituto Cervantes y de la Real Academia Española, Víctor García de la Concha, que aplaudió el nacimiento del Observatorio.

Y hoy hemos tenido la enorme suerte de contar con la presencia en este Congreso de Luis García Montero, actual Director del Instituto Cervantes y persona de gran sensibilidad, que también pertenece por razón del cargo a nuestro Patronato. Y hemos podido confirmar de primera mano que el recién nacido Observatorio contará con el apoyo y la colaboración del Instituto Cervantes, que tan útiles serán para acompañar los primeros pasos del Observatorio, y para trazar líneas de coincidencia de cara al futuro.

 

Me habría gustado pasar ahora el testigo a nuestro patrono Jean-François Botrel, que no llega hasta mañana a Jerusalén. Pero en su ausencia paso la palabra a nuestro Secretario General, José María Rodríguez-Ponga, para que junto con el Coordinador del Observatorio, Antonio Pradel, les explique los detalles que sin duda querrán ustedes conocer.

Muchas gracias.


Un diálogo entre Martín Giraldo y Antonio J. Pradel »

mas menos imprimir imprimir

Hoy es lunes, 26 de agosto de 2019